domingo, 30 de diciembre de 2012

Reflexión previa al 2013

Otro año más, termino dando la murga con este tema: 

Estamos presenciando una extinción masiva a causa de la actividad del ser humano.

Desde 1970 hasta 2007, se calcula que hemos provocado la extinción del 10% de las especies vivas sobre la Tierra. Se estima que si seguimos al mismo ritmo, en los próximos 100 años el 30% de las especies actuales estará en peligro de extinción. Lo voy a repetir, porque no sé si ha calado: ¡El 30%! de las especies sobre la Tierra estará en peligro de extinción debido a la agresión humana.

Los arrecifes de coral ocupan sólo el 1% del lecho marino, pero albergan una cuarta parte de todas las especies que habitan en los océanos. Un aumento de la temperatura de sólo 1 grado centígrado en el agua provoca el blanqueamiento del coral, o, en otras palabras menos poéticas, la muerte del arrecife. Hoy en día el 10% de los arrecifes de coral están ya muertos, y el 60% en riesgo debido a la actividad humana. Se estima que el 50% habrá muerto en 2030, junto con todos los seres vivos que se cobijan en ellos.

Arrecife de coral fantasma
Una tercera parte del total de los anfibios del planeta está en grave peligro de extinción debido a la destrucción de su hábitat, la introducción de especies invasoras y la propagación de enfermedades por el comercio internacional de especies.

El sapo dorado, ya extinto. Entre las causas más probables: la llegada de especies invasoras junto con el turismo y la introducción de un hongo que causó una epidemia entre los anfibios de la zona.
A día de hoy, hay un 30% menos de hielo del que cubria los polos en 1980, y la capa tiene la mitad de espesor. Los polos se calientan a una velocidad alarmante, lo que afecta a todos los ecosistemas, marinos (como el coral) y terrestres, e incluso si nos importan un bledo los ecosistemas, producirá un aumento en el nivel del mar que pondrá en peligro poblaciones humanas.

¿Necesitamos más razones?

Me alegra que la idea de "mundo" se haya encogido notablemente para nosotros, gracias a los aviones y a la facilidad para viajar. Pero me apena que los lugares salvajes, libres de la interferencia del hombre, se hayan reducido en la misma medida: más de un tercio de la superficie terrestre ha sido modificada por la acción del hombre, y aunque la productividad de los cultivos se ha multiplicado gracias a los avances tecnológicos, no sólo la población no ha dejado de aumentar, si no que además cada vez consumimos más por persona. Hace 60 años había unos dos mil millones de seres humanos en el planeta. Hoy somos alrededor de siete mil millones.

Mientras no tomemos conciencia de que somos responsables del mundo en el que vivimos, de que es nuestro hogar, de que es único y de que además no tenemos otro, estaremos perdidos. Por eso, cada aportación personal (el reciclaje, el control en el consumo de energía y de agua...) es importante para frenar la erosión que estamos produciendo como la plaga en que nos hemos convertido.

La Tierra de noche. Ampliad, ampliad: es impresionante.
Tengo un sueño desde niña: no quiero morir sin visitar el Amazonas. Más vale que me de prisa, porque espero encontrar todavía un lugar (medio) virgen y salvaje. Soy muy afortunada: tal y como progresamos,  las generaciones que me siguen no tendrán esta oportunidad en unos pocos años. El planeta ha tenido especies bellísimas que debido a la acción directa de la raza humana no volveremos a ver jamás. No dejemos que siga pasando.

Hoy ya sabemos cómo proteger a las especies, sabemos qué debemos hacer. 

Solo espero que lo hagamos.


Feliz 2013.

viernes, 21 de diciembre de 2012

Casa nueva

¡Por fin firmamos el alquiler! ¡Ya no puedo esperar más! ¡¡¡DE VERDAD QUE NO PUEDO!!!

Se junta que aunque la cocina está completa y el dormitorio casi, el salón no lo está en absoluto. Tampoco el recibidor. Pero no nos atrevemos a comprar las cosas porque como la inquilina está todavía dentro no podemos tomar medidas, ni ver cuánto espacio tenemos, ni probar la disposición de los muebles. Pero vamos viendo cosas que nos gustan, e incluso nos vamos decidiendo por algunas, ¡y las que están de liquidación (encima de que tienen muchísimo descuento son el último artículo y no van a traer más) nos tienen con el corazón en un puño! ¡¡Es tan frustrante!! ¡Nos las van a quitar! XD

La mesa de comedor está siendo lo más sencillo: a los dos nos gustan rectangulares, de líneas puras, sencillas, de madera, robustas y queremos que sea extensible. Tenemos tantas opciones (y tan aceptables) en IKEA que creo que no nos vamos a romper la cabeza. La primera que vimos sigue siendo la primera candidata:
¡¡Que sosísima se ve en la foto!! ¡Jaja! Es para 6, pero puede extenderse para hasta 8 comensales, y reúne todos los requisitos por 149 euros. No hemos dejado de mirar, pero en otras tiendas de muebles son de un estilo más moderno: más pulidas, con detalles en cristal templado y/o sobre todo, más caras. Siendo que esta nos entró por el ojo desde el principio, está siendo fácil.

Las sillas que van a juego en teoría son estas:
De verdad. Aunque en la foto parezcan de otro color :) Esto aún está en marcha. Yo no me lo había ni pensado por el mismo tema: son sencillas, atemporales, son de madera maciza, valen 35 euros, son cómodas y encima combinan. Cheve no lo tiene tan claro así que seguimos buscando las candidatas ideales :) Aunque desde que pensamos la posibilidad de personalizarlas tapizando el asiento con alguna tela original parece que siguen siendo una opción probable, dado que hasta ahora los precios de otras con más presencia se nos van bastante.

Y luego está lo complicado... ¡¡ay, lo complicado!! No porque no estemos de acuerdo (¡qué fácil está siendo!) si no por lo que ya he comentado: hay cosas que nos gustan MUCHO y que están de liquidación, con lo que van a durar sólo unos días. Y nosotros hasta el 30 no tenemos las llaves... Estas dos cosas son las que nos están trayendo de cabeza, porque son las últimas y están con un 50% y 60% de descuento. Siempre es agradable comprarte algo bonito que no te podrías permitir de otra manera.

Mesa de centro rústica con patas de hierro
Tras unas dudas iniciales debido a su rusticidad, hemos decido que sí. Que entre unos muebles modernos da un toque de carácter. De hecho ahora mismo estoy llamando a la tienda para que me la aparten, porque como ya he comentado, era la última. ¿¿¡¡MALDITA SEA POR QUÉ NO COGEN EL TELÉFONO DE UNA **** VEZZZZZZZZZZ!!?? (Me imagino a alguien comprándola mientras mi llamada suena de música de fondo inútilmente jajaja). La cubierta es tipo libro, y se puede abrir exactamente de esa manera (si os fijáis se ven las dos hojas y la línea de central fija) y luego tiene dos cajones pequeños. La gracia está también en que la parte frontal es igual que la trasera.

Sillón orejero desde que planear dulcemente cómo dominar el mundo
¡Qué decir de el sillón! ¡Ohhhh! ¡¡Es precioso!! ¡Para hacer un rinconcito de lectura divino :)! Lo que nos tira para atrás son los colores, que nos obligan a cambiar la idea que nos habíamos hecho completamente. Incluso nos cuasi-obliga a pintar una de las paredes del salón, que va a rechinar. Por eso, nos lo estamos pensando un poco más. Lo malo es que cuanto más lo miro más me gusta... y es el último...

En fin, que entre que no me cogen el teléfono, el 60% de descuento de la mesa, el 50% del sillón, y el hecho de que sean los últimos, estoy haciendo nalgas de acero de tanto apretar el culo.

Ya os contaré.

jueves, 20 de diciembre de 2012

Hora de revolverse

"Soy del color de tu porvenir",
me dijo el hombre del traje gris.
"No eres mi tipo", le contesté.
Y aquella tarde aprendí a correr.

Recitaba el maestro Sabina en una de sus canciones que son todo poesía y desgarro. El título, Nacidos para perder, parece que no podía ser más apropiado en estos tiempos. No es de las mejores, pero llevo unos días con ella en la cabeza porque tengo la impresión que en España cada vez son más las personas se dan por vencidas, se visten de gris, se sientan en las escaleras a ver llegar un futuro de pan duro.

No hablo de manifestaciones, pancartas ni megáfonos. Me refiero al alma, al carácter, a la sonrisa necesaria (la interna) para afrontar la vida sin rendirnos. Imprescindible para ofrecer resistencia ante el fracaso. Porque si perdemos la esperanza, lo perdemos todo. Perdemos la capacidad de ver las oportunidades y las salidas, aplastados por nuestro desánimo y autocompadecimiento. También perdemos la luz inherente a cada ser humano, la que se refleja, la que se percibe, la que nos define ante los demás. Y comenzamos a oler a perdedor.


Por eso, porque por fin ya nos hemos desengañado, porque ya hace tiempo que entendimos que no será esa clase privilegiada que se hace llamar "políticos" la que nos saque de este hoyo y que los que eran ricos siguen enriqueciéndose a costa de la crisis (que no es si no el empobrecimiento del resto de los ciudadanos), ahora que hemos asumido que estamos solos, es necesario que nos renovemos.

Es hora de que nos sacudamos como un perro mojado todo el derrotismo que nos cala. Que tomemos decisiones, aunque sean duras, y pongamos manos a la obra. Que venzamos el pesimismo con imaginación y actividad. La que sea. La que se nos de bien. Ha llegado el momento de intentar algo diferente.

Y vale ya de tanta niebla, de tanto frío en los huesos, de tanto miedo, de tanta resignación. Estoy hastiada de tipos con traje gris. Tampoco son mi tipo.

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Huellas I

Emprendedores.

Hermosa palabra que esconde más miedo, dificultades, zancadillas y papeleo que gloria. Personas llenas de mérito que se plantan y se arremangan para la faena ante el desánimo general y la inactividad de nuestros políticos. Que patalean, muerden y arañan como un gato panza arriba. Que se niegan a pasar por el aro de la resignación.



Este viernes 21 de diciembre, a las 8pm de la tarde, se inaugura la tienda de animales Huellas, en la calle Julián Sanz Ibáñez nº13 (Zaragoza).



Encontraréis alimentos para vuestros peludos, complementos para ponerlos guapos, chuches, juguetes, desparasitarios... entre otras muchas cosas. Ofrecen servicio de guardería diaria, y también zona de autolavado para que no pongáis el baño patas arriba ;)

Haré fotos y pondré más información en otra entrada en cuanto esté abierta. Las dueñas son tres hermanas muy profesionales, encantadoras, valientes y luchadoras que seguro encuentran lo que necesitáis.

¡Vuestros gorditos las van a adorar!

martes, 18 de diciembre de 2012

Y ahora, ¿de dónde soy?

Soy consciente de que nací en España. Concretamente en Zárágozá, como decimos aquí. Cuando tenía catorce años, decía "co". Pese a que soy urbana y más bien de la zona centro, el escenario de mis años de post-adolescencia, inicio del desarrollo cognitivo y compresión del mundo, transcurrió en gran parte (y por elección) en los barrios rurales y suburbanos de mi ciudad. Por aquel entonces este era el mejor lugar del mundo. Poco ha llovido desde entonces, porque aquí en Zaragoza no llueve ni para atrás, pero mucho ha debido llover en mí. Ya no me siento "en casa" cuando piso sus calles, incluso tras meses fuera. No sé porqué. Será el cierzo, que me vuelve loca de atar.

Pero sé que soy escocesa. Ni por nacimiento, ni por derecho, ni por convicción. Ni siquiera por simpatía (aunque también). Son las tripas. Diría que, si existieran las reencarnaciones, mi anterior yo era de allí fijo. Un scottish norteño de pura cepa, de corazón grande, indomable y lluvioso como las Highlands, que ahora se revuelve en mi interior tras haber recordado quién era.


Tengo claro que mi lugar favorito en el mundo es Porto. Después de visitarme en Edimburgo, mucha gente me ha puesto cara rara por esta afirmación, porque se supone que Edimburgo es más bonita. Digo yo que por eso existen los gustos. No pretendo ser objetiva. Esto no va de ser objetivo, ¿no?. ¿O sí?. Yo creo que esto de los gustos va más de sentimientos. Y hablando de sentimientos, yo lo siento, pero no hay nada, nada, que pueda compararse a la decadencia, el encanto y la vida de Porto. La amas o la odias. Yo la amo. No hablemos ya de la comida. No puedo considerarme lusa ya que desconozco el resto de Portugal (si bien esto es algo que pienso solucionar a corto plazo), pero digamos que sí que soy tripeira.

Para rematar, si pudiera elegir, si nada me detuviera, mañana me iría a vivir a Cádiz. Con lo puesto.

Y entonces, ¿de dónde soy?

Ciudadana del mundo suena muy bonito... pero es otra manera de decir "paria". No soy de donde vengo. Tampoco de adonde voy. No soy de donde estoy. Supongo que pedazos de mi alma se quedaron atrapados en cada uno de estos lugares, y como obviamente es imposible juntarlos todos en el mismo punto, siempre me faltará un pedazo del otro sitio. 

¡Pero qué cabeza! ¡Sí que hay un lugar donde está todo reunido! Curioso, el corazón. Lleno de sangre, todo músculo, tan pequeño como un puño... y capaz de abarcar tantas ciudades, tantos países y tantas personas a la vez.

Pues se acabó la reflexión, ya sé de dónde soy. Ya puedo dormir tranquila.


Buenas noches.